Rema, rema, marinerooooo

Zoo de Copenhague

Bueno, ya desde hacía tiempo venía queriendo actualizar el blog, y la reciente visita al Zoo de Copenhague parece ser una excusa perfecta. Tengo el Zoo bastante cerca de casa, a unos 5 minutos andando, pero el pasado finde fue el día señalado para ir, hacía sol sin un frío exagerado y el casero de una amiga nos regaló entradas (Gracias, Ana!).

En principio este parecía un zoo un poco peculiar por el hecho de ser un zoo nórdico, con animales tales como pingüinos u osos polares sin estar en un entorno cerrado acondicionado, pero también tienen otros animales bastante curiosos. Me sorprendió bastante encontrar animales más típicos de otros zoo’s, como leones, tigres, rinocerontes… incluso alguno tropical cómo el  tucán.

Un animal que nunca había visto en vivo, y que mucho menos me esperaba encontrar aquí, es el tapir, una especie de versión grande del oso hormiguero, que vive en sudamérica y se encuentra amenazado en la escala de extinción. Parece ser que se trata de animales bastante primitivos, ya que las otras especies de su familia llevan extintas más de 50 millones de años.

En una de las zonas acuáticas del recinto se encontraban casi juntas tres especies un poco dispares: nutrias, leones marinos y pingüinos. Puede que el peculiar clima de Copenhague que no es del todo nórdico les permita sentirse agusto a las tres, ya que la nutria se encuentra en ambientes muy dispares, los leones marinos dependen bastante de la especie concreta, y los pingüinos están exclusivamente en tierras del hemisferio sur, dónde aguantan perfectamente veranos no muy fríos.

Pasando a las zonas de los primates tenian una gran variedad de especies, chimpancés, gorilas, babuinos, orangutanes… incluso, aunque no sean primates, tenían perezosos. Son animales que me encantan por el gran parecido que tienen con los humanos, pero sin duda en la zona de los babuinos era dónde ibamos a encontrarnos con el momento más ‘humano’ posible, mamá babuino amamantándo a su cría.

Por fín ya llegamos a lo que es la atracción estrella del zoo, los osos polares; la verdad que son animales enormes, como el resto de osos, pero yo creo que llaman tanto la atención porque se pasan el día alternando entre andar por tierra firme o nadar, por lo que parecen bastante joviales.

Ya por último no vimos los animales clásicos africanos, como el rinoceronte o los leones, porque en el invierno nórdico, especialmente de sábado, todo cierra entre las 4 y las 5, y ya nosotros, muy a lo español, ya ibamos tarde. Pudimos ver a las jirafas y no se si mereció la pena o no, supongo que las meterían ahí para la hora de cierre y que tendrían otra zona con más esparcimiento por el día, porque estaban un poco apretujadas las pobres…

Anuncios

3 comentarios

  1. Parigi

    Mirate ahí, rodeado de congéneres.

    marzo 3, 2011 en 1:01 pm

  2. Todo mu’ limpico… a lo danish! 😉

    Deberías haber acercado la mano a la mamá babuino, verías que risas! ^^

    marzo 4, 2011 en 12:12 am

  3. Mepiro

    Hola!

    Muy chulo el blog! Tengo 25 años y me voy a Copenhague por curro a partir de septiembre. Estoy buscando piso y me parece todo un poco complicado. Te escribo por si puedes ayudarme con el tema, ¿sabes alguna web que este bien? ¿o agencia inmobiliaria? ¿o alguna residencia?

    Recomiendas alguna zona?

    Muchas gracias!!

    mayo 29, 2011 en 6:10 pm

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s